Me está cambiando la cara. Lo juro. Es como si se estirara, perezosa, como la hiedra, por encima del cuello y de mis posturas imposibles en la cama. Me crece, toda ella, con sus elementos asimétricos y sus cartílagos adaptables; parece que la abonase un par de veces por semana. Todos los septiembres se me arena la frente y la cabeza se me arrasa de cabellos plateados. Y los incisivos se vuelven translúcidos, y me nacen libélulas rojas en el cielo de la boca. Se me están mimetizando los ojos (con la vida, quiero decir, con esta vida retorcida y arañada). Me está cambiando la cara: ahora es elástica y frenética, y sonríe sin parar y sin terror a las raíces arrugadas. Lo prometo, me está creciendo un bosque entre los ojos. A mí que se me dan tan mal las plantas.

  1. thisgameisaplateaux reblogged this from extrarradio
  2. extrarradio posted this
hay una manada de elefantes delante de tu casa

view archive